jueves, 25 de febrero de 2010

Denuncian mala praxis en clínica Chilemex


La señora Cristian Jiménez, de 36 años, está viva de milagro, ya que hace dos años fue víctima de una mala praxis, cuando le practicaron una laparoscopia, para el drenaje de una de sus trompas, en la clínica Chilemex de Puerto Ordaz.

La denuncia fue realizada ante la fiscalía 11 del Ministerio Público, a cargo del doctor Franklin Rojas, quien es el encargado de llevar las investigaciones de este hecho, y el próximo 15 de septiembre se realizará una audiencia de este caso, en el Tribunal Primero de Control.

La intervención quirúrgica que le realizaron a esta mujer, parecía muy simple y sin ningún tipo de complicaciones, pese a esto, Jiménez aseguró que, “un error del médico tratante y la falta de atención en la clínica casi me cuestan la vida”.

Según la víctima, ella tenía varios meses en control con un gineco-obstreta, practicándose una serie de evaluaciones en busca del sueño de toda mujer: concebir un bebé.

La fémina explicó que, “Claudio Puga, es el médico que me trató, yo me realice varios exámenes para poder tener un bebé, en uno de esos exámenes, él me indicó que necesitaba drenar una de mis trompas que estaba obstruida”.

Comentó que, “él me dijo que la intervención era rápida, y sin ningún tipo de complicaciones, pero no fue así, porque durante la misma me perforaron la vena aorta abdominal, lo que hizo que perdiera una cantidad considerable de sangre, que me mantuvo 5 días, en terapia intensiva”.

Jiménez relató que en medio de la operación, solicitaron al banco de sangre de la clínica, hemoderivados para solventar la pérdida y estabilizarla, pero el banco se encontraba cerrado.

Mientras buscaban al hemoterapista, o llamaban a algún responsable del banco de sangre, yo empeoraba dentro del quirófano y no le decían nada a mis familiares, quienes estaban angustiados porque no salía de la operación” exclamó esta mujer.


Sólo les importa el dinero”

Esta dama, aseguró que, “en esta clínica sólo les importa el dinero, y no prestar un buen servicio y mucho más cuando se trata de la vida de personas que ponen su confianza en los especialista que allí trabajan”.

Manifestó que, luego de salir de terapia intensiva, el monto del cobro de los servicios de la clínica se quintuplicó al acordado en un primer momento. La primera cifra era de 8.500 Bsf, y luego subió a 45 mil Bsf.

Ellos me quieren cobrar por un error que cometieron en el quirófano, eso no era un mal que yo presentaba, al contrario, ellos se equivocaron y ven en el paciente una máquina de hacer dinero, y no les importa la negligencia médica ni responder por su responsabilidad, sino cobrar” acotó Jiménez.

Es por ello, que esta fémina acudió al Indepabis y formuló la denuncia, para que inicien una investigación en contra de la clínica y le hagan un resarcimiento de los daños.

Uno queda con vida para contar su experiencia, y evitar que otras personas pasen por esta desagradable situación, yo todavía no he logrado concebir un bebé, pero afortunadamente yo estoy viva, por eso quise contarlo ” culminó Jiménez.

Fuente:nuevaprensa.com.ve

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
meytabuscador vuelos baratos Free counter and web stats Venta Casas